Manualidades / DIY

¡Disfraces de Halloween con cajas de Cartón!

Crear disfraces con cajas de carton para Halloween es una forma de fomentar la creatividad en nuestros hijos mientras cuidamos el medio ambiente. En el mercado podemos encontrar disfraces de halloween ya confeccionados, de distintos precios y calidades. Pero si nos animamos a fabricar nuestro propio disfraz de halloween casero, la diversión comenzará con los preparativos de la fiesta.

Ventajas de fabricar los disfraces de Halloween con cajas de cartón

Además del presupuesto tan reducido que necesitamos para fabricar disfraces para halloween caseros originales, la actividad fomenta la imaginación de grandes y pequeños. Hay que diseñar, cortar, pegar, pintar y todo sin dejar de imaginar cómo quedará.

Utilizando cajas usadas favorecemos el reciclaje y ayudamos a cuidar del medio ambiente.

Se trabaja la coordinación óculo-manual y la percepción espacial. Es una actividad interesante para desarrollar en colegios y guarderías. Anima a los pequeños a trabajar en grupo e interaccionar con sus compañeros, fortaleciendo los vínculos entre los niños y entre estos y los adultos.

Desarrollamos la motricidad fina, tanto en niños como en adultos, ya que tendrán que dibujar, recortar, ensamblar. En el caso de las personas mayores, esta destreza puede perderse con la edad, por lo que la actividad de crear disfraces con cajas de cartón es muy adecuada para ellos.

Algunos disfraces de Halloween fáciles de realizar para niños

Disfraz de cubo de rubik sangrante

Es una propuesta muy socorrida entre los disfraces de halloween faciles. Basta con disponer de una caja de cartón cuadrada y del tamaño adecuado para que cubra al peque desde el cuello hasta la cadera. Forramos cada cara del cubo con cartulina de color y colocamos cinta aislante negra para simular los cubos.

Ahora viene la parte más divertida: simular con pintura roja algunos puntos en los que el cubo esté “sangrando”.

Disfraz de Frankenstein

Para este disfraz se necesitan tres cajas: dos para los zapatos y una para la cabeza. El resto del atuendo tiene que ser negro y parecido al del famoso monstruo.

Una de las ventajas de los disfraces para halloween caseros, como este, es el presupuesto tan escaso que se necesita para realizarlos. Cajas de cartón, un poco de pintura y mucha imaginación son los componentes principales para crear un disfraz terrorífico.

Los disfraces de Halloween caseros y originales

Disfraz de Tumba Andante

Nada más terrorífico en esta fiesta que todo lo relacionado con la muerte. Fabricar una tumba andante es muy fácil. Realizamos tres orificios en una caja rectangular, para la cabeza y los brazos y pintamos con pintura gris. Con pintura negra podemos oscurecer los bordes de la “lápida” y poner nombres y fechas.

Disfraz radiografía misteriosa

Otro de los disfraces tradicionales en estas fechas es el disfraz de radiografía. Pintamos una caja totalmente en negro y le practicamos los orificios para la cabeza y los brazos. En la parte frontal, habrá que ir pegando los huesos del esqueleto recortados en cartulina blanca.

Podemos finalizar colocando una telaraña fabricada con lana a la altura del estómago. Será un disfraz cómodo y muy divertido para sorprender a todos.

Disfraz de Caja de muñeca maquiavélica

Es un disfraz muy original y fácil de realizar. Si es para un adulto, tendremos que unir dos cajas para conseguir la altura necesaria. Luego recortamos la parte frontal simulando una caja de muñecas. Dependiendo de la temperatura exterior, podemos colocar un plástico transparente para protegernos del frío en la parte que hemos recortado.

La muñeca será la propia niña (o niño), que elegirá el vestuario y el maquillaje a su gusto.

Elaborar los disfraces con cajas de cartón hará que todos disfruten de la preparación del disfraz, colaborando para que sea lo más real y terrorífico posible.

Deja un comentario